El café de la juventud perdida

Entre exactitudes a las que querrían agarrarse y nebulosas que no quieren nombrar, cuatro personajes son convocados para hablar de uno de ellos, que también habla. ¿Versiones contradictorias? No. ¿Complementarias? Bah. El mundo de “En el café de la juventud perdida” no es un mundo que se pueda recomponer. Tiene algo de “Escenas de la vida bohemia”, claro, pero el libro que más cita es “Horizontes perdidos”, la invención de Shangri-La, donde el tiempo se detiene. «Pero no merece la pena ir tan lejos», dice Louki, el centro de la novela. «Me acuerdo de mis paseos nocturnos. Para mí, Montmartre era el Tíbet.» Y aun así, se esté donde se esté –un lugar cartografiado, una «zona neutra», un número concreto de una calle concreta de París–, salir de un sitio es siempre como salir de Shangri-La: entonces uno envejece, muere.nnLuis Magrinyà. Patrick Modiano. Anagrama.

$10.000

1 disponibles

SKU: 9788433902634 Categoría: Etiqueta:

Ficha técnica

Páginas

136

Editorial

Anagrama

ISBN

9788433902634