Entrevista: Un café con Francisco, de Librería Lolita, en Chile – Editorial Anagrama

Entrevista: Un café con Francisco, de Librería Lolita, en Chile – Editorial Anagrama

Librería Lolita es una librería independiente, de barrio, ubicada en la comuna de Providencia, en Santiago de Chile. Abrió sus puertas en octubre de 2014 y desde el primer día sintió la energía de un barrio que la quiso y la apoyó. Conversamos con el librero Francisco Mouat en nuestro café virtual y esto es lo que nos explica:

¿Cómo lleváis estos días? ¿Qué mensaje enviarías a los lectores desde tu confinamiento?

Ha sido difícil, especialmente al comienzo, cuando no hubo modo de hacer nada salvo cuidarnos y empezar a prepararnos para este nuevo mundo. Lolita siempre se entendió como un espacio físico, un lugar de encuentro, un sitio donde hojear libros, sentarse a leer, conversar de autores, encargar títulos y por supuesto comprar libros, pero no a la manera de un comercio convencional donde solo se hacen transacciones. El nuevo escenario del confinamiento y la pandemia nos obligó a mirarnos de otra manera. Y a poco andar entendimos en el equipo que no debíamos dejarnos abatir por las dificultades sanitarias y económicas.

Un amigo de la librería nos ayudó a idear una campaña que llamamos Bono Lolita, dirigida a los clientes más fieles y permanentes, para que aportaran un monto de dinero, el que ellos quisieran y pudieran, a cuenta de compras futuras de libros, y esa primera inyección de dinero, destinada a sostener la estructura base de Lolita, fue un gran estímulo, una bocanada de buena energía y respaldo a nuestro trabajo.

Si hemos de decir algo, es que confiamos en que el vínculo creado entre las librerías que hacemos y nuestros clientes frecuentes sea lo suficientemente sólido para que esa necesidad mutua nos permita sobrellevar esta crisis inimaginable y por lo mismo completamente inesperada. Lo otro que nos gustaría decir es que, en la carencia, en la fragilidad, en la dificultad extrema, queda al descubierto el insustituible valor de las librerías en la amplia cadena del mundo del libro. A la par con autores, editores, distribuidores y por supuesto lectores, las librerías que llevan su nombre con amor al oficio y buenas prácticas deben ser valoradas, respetadas y tratadas como merecen por los demás actores de este singular ecosistema que tiene al libro en el centro.

¿Qué actividades está haciendo la librería durante estos días?

Vendemos de manera remota a través de nuestro correo electrónico,info@lolita.lolita.librerialolita.com. Allí centralizamos consultas, pedidos y despachos. Trabajamos duro para inaugurar en mayo nuestra nueva tienda virtual, con el catálogo de la librería a disposición del que quiera. Se llamará tienda.lolita.lolita.librerialolita.com y allí se podrá vitrinear y comprar online. Mantenemos nuestros turnos activos, con un librero a puertas cerradas en el local coordinando y empaquetando las entregas del día, mientras el resto del equipo trabaja remotamente atendiendo las consultas y pedidos que nos hacen diariamente.

Mantenemos activas nuestras redes sociales para conectarnos con nuestros amigos y clientes. Editamos un periódico que enviamos a nuestra base de clientes con reseñas de libros y textos de autores que nos interesan y queremos compartir, sin restricciones de género y temática. Lo mantuvimos interrumpido primero por el estallido social de octubre del año pasado y luego por la pandemia, y ahora vuelve a circular.

Los talleres de lectura que hago hace trece años, y que desde que abrimos Lolita se hicieron en el subsuelo de la librería, los hago ahora a través de Zoom, y la asistencia es casi perfecta.

¿Qué haréis cuando volvamos a la normalidad?

Volver a ser una librería que pueda recibir a sus clientes, aun cuando sabemos que será durante un tiempo con restricciones y cuidados, es el mejor regalo del futuro, porque querrá decir que resistimos la tormenta y que pudimos seguir haciendo lo que nos gusta: ser una librería de barrio, a escala humana, hecha con gusto y amor al oficio y a los libros. Con el agregado de que además seremos y para siempre también una librería virtual, espero que tan valiosa para todos los que quieran visitarla como la que levantamos hace casi seis años en la esquina de República de Cuba con Pocuro. Entonces podremos agradecerle como se debe a las cientos de personas que durante este tiempo nos siguen apoyando, no solo comprando libros, sino mandándonos mensajes de aliento, videos de apoyo, y hasta pasando a regar nuestras plantas y flores del exterior cuando la situación de confinamiento dificultaba que nosotros pudiéramos hacerlo.

—-

Gracias, Francisco y gracias a todo el equipo de Libería Lolita.

[mk_blockquote font_family=”none”]Fuente: https://www.anagrama-ed.es/noticias/anagrama-con-las-librerias/un-cafe-con-francisco-de-libreria-lolita-en-chile-490[/mk_blockquote]


Agencia Digital Bellaco, somos una Agencia Boutique